alt

-

Tu cuerpo sabe lo que le conviene y lo que no, por eso te habla todo el tiempo. Lo hace por medio de diferentes señales que, lastimosamente, la mayoría de las veces y por diversas razones ignoras o no les prestas mucha atención.

Si...

• Tienes sed en exceso.
• Sientes deseos frecuentes de orinar.
• La sensación de hambre aparece con más frecuencia.
• Te sientes muy cansado.

Puede ser porque...

• Los altos niveles de glucosa en la sangre causan deshidratación                       en las células de todo el cuerpo.
• Los riñones tratan de eliminar los niveles elevados de glucosa                           a través de la orina.
• No puedes obtener la energía de los alimentos por falta de insulina.
• Tu cuerpo debe tratar de obtener energía a partir de las reservas                  de músculos y grasa.

Por eso tómate un momento y escúchalo, tal vez puede estar diciéndote            que  tiene diabetes o que deberías empezar a controlar tus niveles de azúcar           en la sangre. En especial si cuentas con alguno de los siguientes factores              de riesgo.

• Tienes un estilo de vida sedentario.
• Tu colesterol o tus trigliceridos están altos.
• Sufres de hipertensión.
• Tienes obesidad.
• Eres madre y diste a luz a un bebé de más de 4kg¹.